INDISPENSABLE PARA LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

La lucha contra el cambio climático pasa por la descarbonización de la economía, para lo cual las energías renovables y la movilidad eléctrica son el principal arma del que se dispone. Sin embargo las energías renovables tienen un hándicap importante que es su intermitencia, que podría solucionarse mediante tecnologías de almacenamiento energético. El plomo es un metal indispensable para estas tecnologías y de hecho el 85% de la producción de este elemento se usa con este fin.

El desarrollo del almacenamiento energético a gran escala, que está actualmente en sus inicios, reclamará una gran cantidad de plomo.

Sin plomo, la transición energética no será posible.

 

LA MINERÍA NO ESTÁ REÑIDA CON EL MEDIOAMBIENTE

Actualmente la minería tiene integrada en sus diseños, procedimientos y desarrollos el Medio Ambiente como un factor clave, no considerándose un proyecto como viable si no cumple los actuales estándares de compatibilidad ambiental. Es lo que se denomina Minería del siglo XXI.

En particular las actividades de investigación no tienen afección alguna, ya que la toma de datos suele hacerse por mediciones de los parámetros naturales (geofísica, cartografía) sin modificación alguna del terreno. En el caso de los sondeos la afección no es mayor que la de cualquier máquina agrícola haciendo un pequeño trabajo, con la ventaja añadida que a la terminación de cualquier actuación de este tipo, se procede a la restauración del punto de actuación devolviendo el terreno a su estado original.

SIN MINERÍA NO HAY ESTADO DE BIENESTAR

La minería es la base de nuestra civilización ya que todo lo que nos hace la vida fácil proviene de la minería y el estado y la sociedad necesitan de ella para cubrir todas las necesidades materiales.